×
< All News

Resiliencia comunitaria al alcance de todos

por Mona Wang y Marissa Ramirez 

Foto cortesía de Latinos Progresando

Read this blog in English here.

Luís Gutierrez y Adrienne Lange son líderes que trabajan en Latinos Progresando, un pilar comunitario que ofrece servicios culturales y de inmigración al suroeste de Chicago. El año pasado, a pesar de los desafíos que presenta la pandemia, trabajaron en la adquisición, diseño y renovación de un edificio para su oficina, que anteriormente era una biblioteca. Luis y Adrienne estaban emocionados de asegurar que el proyecto incluyera mejoras de eficiencia energética, de agua, de salud y resiliencia. Sin embargo, las trabas de tiempo, presupuesto, y acceso a servicios técnicos casi frenan el análisis de las opciones. A la larga, con un poco de creatividad y colaboración, pudieron convertirse en la primera organización comunitaria en utilizar solo energía eléctrica en sus oficinas en los alrededores de Chicago.  

Es importante encontrar maneras para afrontar estos obstáculos, especialmente dado que muchos programas que incentivan la energía limpia se dirigen a dueños de edificios, adinerados, que son gente predominantemente blanca. El clima se vuelve cada vez más extremo y Chicago no está libre de estos impactos. Organizaciones como Latinos Progresando ofrecen un ejemplo de organizaciones al servicio de la comunidad donde podrían obtener mayores beneficios a la salud, ahorros de dinero y energía de actualizaciones que ofrecen resiliencia climática. Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos ecológicos, a muchas organizaciones comunitarias les cuesta obtener acceso a estos beneficios. El Día de la Eficiencia Energética se celebra este año el 6 de octubre, que también coincide con el mes de la herencia Latinoamericana, no hay mejor momento para destacar los beneficios de la eficiencia energética en nuestras comunidades.  

El costo desproporcionado de la resiliencia en comunidades afrodescendientes e indígenas  

Remodelar tu hogar o un edificio con las últimas opciones de eficiencia energética y resiliente al clima puede costar mucho dinero por adelantado, hasta volverse simplemente inasequible, y por ende, imposible, aun cuando esas mejoras pueden, en sí, ahorrar más dinero a largo plazo.  

Además, evaluar las posibles opciones de ahorro de energía disponibles y determinar cuáles califican para los subsidios disponibles toma tiempo y requiere un alto conocimiento de todos los fondos disponibles. Reunir los fondos de diferentes fuentes, o no llenar los requisitos necesarios para recibirlos conlleva a los promotores a simplemente omitir este paso. Los costos iniciales y las brechas técnicas resultan en proyectos empezados con poco o sin mejoras en resiliencia, dejando atrás a familias, pequeños negocios, y vecindarios enteros situados desproporcionadamente en comunidades de bajos ingresos y de afrodescendientes e indígenas (BIPOC). Lo que es más es que les añade a comunidades de color la carga adicional de la acumulación de costos asociados con el cambio climático en forma de reparaciones continuas a los inmuebles, impactos negativos a la salud, y finalmente, el desplazamiento. Los costos no se evitan, simplemente se transfieren a los residentes.   

El papel del capital en la eficiencia energética y la resiliencia climática  

En SPARCC, estamos cambiando esta trayectoria optimizando la estrategia de inversión de capitales que incluye la eficiencia energética y las mejoras a la resiliencia climática para proteger a las comunidades de bajos ingresos y BIPOC de los impactos físicos y la desproporcionada carga del cambio climático sobre su salud y economía.  

Al reunir socios a través de los programas de clima y capital de SPARCC, en conjunto con los socios ideales para la asistencia técnica local, hemos visto cómo podemos organizar proyectos de energía en forma ascendente. En el caso de Latinos Progresando, se valió de la asociación con los expertos en energía, Elevate Energy, para hacer las evaluaciones de energía y modelado que ayudaron a sobrellevar las limitaciones financieras para lograr hacer de las oportunidades de eficiencia energética y resiliencia climática disponibles una realidad para ellos.  

Con el uso de la asistencia técnica y una fuente flexible de financiamiento, Latinos Progresando combinó un sistema de climatización a base de bomba de calor, mejoras a la calidad de aire, el aislamiento del techo, y acristalamiento de ventanas en el diseño de su nuevo edificio de oficinas. Estas mejoras mecánicas y en el diseño permiten que el edificio sea todo eléctrico, reduciendo la infraestructura de gas natural necesaria en termino inmediato y permitiendo una mayor reducción de emisiones ya que la red eléctrica se suministra de fuentes renovables continuamente. El impacto combinado de estas mejoras detalladas abajo equivale a los ahorros de energía producidos por plantar 1729 plántulas de árboles crecidos por 10 años o quitar casi 23 autos de las calles.  

  • Ahorros de casi $20,00 durante la vida útil de los aparatos eléctricos, eso es además de los $1,00 ahorrados anualmente en la cuenta eléctrica de Latinos Progresando 
  • Ahorros en el uso de energía de 8 por ciento anuales, al igual que reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero – lo que resultaen casi 60 toneladas de emisiones evitadas durante la vida útil de los aparatos 
  • Mejoras a la salud por medio de la integración de mejores filtros de aire para mitigar la transmisión de virus en el aire, tales como el COVID-19, para una mejor y segura circulación de aire

Obtenga más información sobre las mejoras aquí.

En conjunto, este esfuerzo resultó en crear un ambiente laboral más seguro para el personal al regresar al trabajo después de COVID. También ayudó a Latinos Progresando, un líder comunitario establecido, a ser uno de los primeros en hacer el cambio de gas natural y otras fuentes de combustibles fósiles a todo eléctrico que le permite obtener energía solar y otras fuentes de energía limpia en el futuro. Con los costos de energía renovable en baja continua, tener todo eléctrico solo puede rendir ahorros adicionales en la cuenta eléctrica en el futuro.  

Esta colaboración entre el promotor del proyecto, el socio de energía, y el socio del capital (incluyendo los miembros del extendido equipo de diseño y financiamiento) demostró como una estrategia capital podría adaptarse para llegar a ser una herramienta importante y eficaz para desarrollar comunidades resilientes. Creemos que, por medio de este nuevo método de combinar el capital con la eficiencia energética y la resiliencia, las comunidades de bajos ingresos y BIPOC pueden ser las más resilientes y estar a la vanguardia de liderar una transición hacia un futuro más limpio y resiliente.  

Avancemos. Tenemos la eficiencia energética y la resiliencia climática al alcance de la mano 

Eso sí, tomará un esfuerzo colectivo y organizado para lograr una mayor justicia energética y climática. Necesitamos instituciones financieras de desarrollo comunitario (CDFI), programas públicos, y fondos filantrópicos para hacer penetrar colectivamente las inversiones en eficiencia energética y resiliencia climática en comunidades de bajos ingresos y BIPOC.  

Se necesita la accesibilidad a fondos públicos con alcance intencional y asistencia técnica adaptada para pequeñas empresas y propietarios, especialmente en comunidades de color. Los CDFIs y otros prestamistas, tales como los bancos locales, las cooperativas de crédito, o los bancos verdes, deben poder tener acceso a fuentes de capital que puedan dar subvenciones y otras inversiones de energía a las comunidades. La filantropía juega un papel importante en el cierre de la brecha energética que, hasta le fecha, deja afuera a familias y negocios de gente de color del alcance de la transición hacia la energía limpia.  

Es hora de recapacitar cómo hacer inversiones para lograr los beneficios de la eficiencia energética y la resiliencia climática. Nuestro trabajo con Latinos Progresando es el primero de muchos en SPARCC. No solo demostró la posibilidad de hacer la eficiencia energética y la resiliencia climática accesible a personas de bajos ingresos y comunidades BIPOC, pero también que los beneficios superan los costos a la larga para los propietarios, los inquilinos, la comunidad y el planeta.  

Newsletter

Stay up to date on the Strong, Prosperous, And Resilient Communities Challenge

* indicates required
Back to top